martes, 29 de septiembre de 2015

Don “Quique”un hombre que ha dedicado parte de su vida al trabajo de la Iglesia

Gilberto Ballinas

El Señor Salvador Enrique Aguilar de la Cruz actual colaborador de nuestro periódico, nos abre su corazón y nos comparte un poco de su vida, con el fin de darle a conocer a usted lo que este gran colaborador realiza a favor de la Evangelización a través de la prensa escrita de nuestra Arquidiócesis de Tuxtla.

Nos dijo que forma parte de una familia numerosa de nueve hermanos. Nació en esta ciudad de Tuxtla Gutiérrez el 10 de septiembre de 1958. Al preguntarle sobre su familia, nos comentó “siempre hemos sido  unidos”. Expuso también, que la infancia que le tocó vivir no fue muy feliz, ya que tuvo que lidiar con un padre alcohólico, pero que sin embargo, pudieron superar esta situación.

Por otro lado, nos compartió que es un hombre casado y que tiene dos hijos, una hija que es Lic. En Educación Primaria, que está casada y tiene dos hijos; y su hijo que está por terminar su carrera como Lic. En Administración de Empresas.

"Don Quique" nos comentó que en 1980 inició en el equipo de Adoración Nocturna de la Parroquia de San Francisco; y, con cierto tono de tristeza, nos dijo que después este equipo desaparecería
por la desintegración del mismo. Continuó relatando que, pasado algún tiempo, viviendo en el barrio de Santa Cecilia, recibió la invitación para coordinar la capilla de Santa Cecilia, misma que aceptó y permaneció en ese servicio por tres años. Nos expuso, que fue en esta etapa donde tuvo el acercamiento con el Semanario Católico.

En cuanto a su llegada a este periódico comentó: “Después de tener un encuentro con el Padre José Luis Espinoza Hernández, me brindó la oportunidad de poder apoyar en este periódico”. Hizo notar que hasta este momento se siente muy satisfecho, pero que le ha tocado compartir situaciones muy difíciles al encontrarse con personas que le han restado importancia a este medio de información,
sin considerar lo valioso que el mismo es.

Le pedimos nos compartiera algo sobre los obstáculos y los aciertos que ha vivido a lo largo de su trabajo en este medio informativo de la Arquidiócesis, y nos dijo: “Es normal encontrarse con dificultades en el camino de seguimiento a Dios”. Declaró que le tocó, tiempo atrás, lidiar con algunos “pastores” que limitaron su ímpetu en el trabajo y expuso “cuando uno no está centrado en la actitud de servir, se puede uno desligar del trabajo de Iglesia”, pero con firmeza, nos explicó que no fue su caso, ya que él sabía que no seguía a la persona del sacerdote, sino a Dios.

Compartió que tiempo después, dado a su situación económica difícil, decidió abandonar un tiempo el trabajo directo en la Iglesia, pero que no lo ha hecho del todo ya que, él siente que al trabajar en el “Semanario” está dando algo de sí, que realiza su aporte a favor de la Iglesia.

Antes de concluir la entrevista, expuso el siguiente mensaje “Invito a todos los que colaboran con el ‘Semanario’ a que sigan esforzándose porque yo también conocí el Semanario y fue en ese momento cuando inicié en la espiritualidad de la Adoración Nocturna. Sigan poniendo el empeño, ya que el periódico es una forma de anunciar el Evangelio, pues también por medio de los mensajes que en él leemos podemos formarnos e informarnos, concluyó.

2 comentarios:

  1. Dios bendiga siempre a Don Quique, que así le decimos de cariño.
    Así es , es un hombre que le ha dedicado muchos años de vida para que el Semanario Católico llegue a los lugares correspondientes.
    Un trabajo importante también en este proyecto
    Felicidades

    ResponderEliminar
  2. Dios bendiga siempre a Don Quique, que así le decimos de cariño.
    Así es , es un hombre que le ha dedicado muchos años de vida para que el Semanario Católico llegue a los lugares correspondientes.
    Un trabajo importante también en este proyecto
    Felicidades

    ResponderEliminar