jueves, 15 de marzo de 2012

Ante la desesperanza social un cambio de actitud


José Gilberto Ballinas Lara

Ante la incertimbre que prevalece en nuestra nación, debido en gran medida a los problemas sociales y económicos que nos aquejan nos queda únicamente tomar dos posturas: La primera inclinada a la desesperanza, el sinsentido que nos lleva al indiferencia y conformismo al suponer que nada se puede hacer para mejorar la situación y que es mejor dejar que la problemática siga su curso hasta el acabose o la fatalidad; y la segunda guiada por una fuerza esperanzadora de aquellos que creen en la posibilidad de un mejor mañana y más aún que luchan y ponen grandes esfuerzos por mejorar un poco la realidad en que vivimos los mexicanos.

Ante esto, es relevante mencionar los esfuerzos que todos los mexicanos que queremos un mejor futuro hacemos en el presente, desde ahí, la realidad particular que nos toca vivir, concientizar desde el ambiente familiar, desde el lugar donde laboramos, con la entrega en el servicio que nos corresponde, en el  hacer las cosas bien, sabiendo que los resultados redundarán en favor de muchas otras personas y eso hará que otros más tomen la misma actitud de esperanza que tú estás manifestando.

 Esto es lo que nuestro país necesita, un cambio de actitud, que debe partir de una toma de conciencia de todos y cada uno de los mexicanos de que es posible tener una mejor calidad de vida, pero que es cambio de actitud debe ser radical y se debe demostrar en las acciones realizadas a diario. Supone también un salir de mí mismo, de mis intereses particulares y pensar en los intereses comunes. 

¿Utopía?, ¿Sueño o fantasía? Nada de eso, este es el mejor camino, quizá la única manera de afrontar racional y conscientemente la problemática que nos interpela, o debería interpelarnos.

Para todos los que queremos un mejor país, tenemos que dar el primer paso, concientizarnos de la realidad, después hacer un cambio radical de actitud y poner de manifiesto con la vida misma, la entrega, el servicio y el amor ese cambio para ser también signo de motivación para muchos otros más.