sábado, 24 de noviembre de 2012

Nuestro interés por el bien es interés de todos



José Gilberto Ballinas Lara
MAESTRANTE (Filósofo, comunicador y psicólogo)

Nuestra vida en sociedad tiene como una de sus bases el interés por el bien particular. Si nos esforzamos por tal o cual actividad, es porque de fondo nos mueve el beneficio que recibiremos de la misma. Eso no está mal, ya que forma parte del anhelo de perfección, característica propia de nuestro ser de personas.

Ahora bien, ¿es correcto entonces buscar que nuestros intereses personales se lleven a cabo?, ¡Sí! Pero si tomamos en cuenta también al “otro”, es decir, que aún cuando nuestra naturaleza humana nos conduce a buscar el bienestar particular en la realidad social de la que somos también parte, está claro que en el proceso descubriremos que hay otros muchos intereses particulares que hay que aceptar como realidades, mismos que nos hablan de personas como nosotros con intenciones de un bienestar.

¿Qué hacer al respecto?, ¿Cómo poder alcanzar lo que anhelo? Esto es un tanto difícil de responder, pero no imposible de hacerlo. En la medida de que uno mismo sea capaz de ser consciente de sí, de sus capacidades y limitaciones, de que es persona pero en relación a otras más, ya está dando los primeros pasos hacia la búsqueda de un auténtico bien.

Contemplemos ahora lo siguiente: El bien es en definitiva la realidad más buscada por toda persona, nada busco que no sea agradable, que me provoque gozo, más aún que sea benéfico para mi realización, por decirlo de alguna manera. Sin embargo, no podré lograr tales “bienes” sino considero que sólo los alcanzaré con el apoyo de otras personas que tienen relación directa o indirecta con ese bien buscado. ¿Entonces, debo pasar, incluso,  sobre estas personas? ¡No!, si tu interés por un bien tuvo el previo uso de tu razón, de seguro que habrás descubierto elementos como: Dignidad, igualdad, justicia, derechos, etc., que son constituyentes de una auténtica sociedad de personas y que necesariamente deben ser tomados en cuenta.

Nuestra Iglesia, en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia N°. 164, expresa: “Por bien común se entiende ‘el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección’…El bien común no consiste en la simple suma de los bienes particulares de cada sujeto del cuerpo social. Siendo de todos y de cada uno es y permanece común, porque es indivisible y porque sólo juntos es posible alcanzarlo, acrecentarlo y custodiarlo, también en vistas al futuro”.

Es así necesario vernos insertos en una realidad social, tenemos pues, una dimensión comunitaria, no podemos prescindir de esto. Por consiguiente, los elementos citados antes se entienden sólo si hay un sujeto a quien se le aplique, o más que sujeto, una persona. En este sentido, toda sociedad está formada de personas que, como hemos dicho, tienen intereses particulares pero esos intereses se lograrán con la ayuda de la misma sociedad, porque en definitiva, tendrá repercusión en la comunidad. Aquí empezamos a hablar del “bien común” como se nos ha propuesto en la citación anterior.

Por lo tanto, tenemos que el bien es una realidad común en todos, el bien que nosotros nos procuremos se ve en orden al bien que el mismo traerá para la sociedad, porque es en el seno de la misma donde se busca y en ella se encuentra y sólo con la ayuda de los demás se podrá alcanzar con mejores resultados.

No perdamos de vista de ahora en adelante, que nuestro interés por un bien tiene que estar respaldado por el bien que los demás recibirán del mismo. Así ayudarás a construir una mejor sociedad y una mejor comunidad.

martes, 20 de noviembre de 2012

La Dimensión Pastoral de Adolescente y Jóvenes Arquidiócesis de Tuxtla a punto de concluir asambleas



Erik Alejando Vázquez López y Carlos Alberto Díaz Gutiérrez, en entrevista, hablan al respecto

José Gilberto Ballinas Lara

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS. La DIPAJAT realizó su XIII Asamblea, esta vez en la Vicaría Centro, evento que se llevó a cabo en el auditorio del Filosofado del Seminario Mayor Diocesano, los pasados tres y cuatro de noviembre del año en curso. En entrevista hecha el pasado 08 de noviembre del presente, Erik Alejandro Vázquez López, en calidad de coordinador diocesano de esta instancia eclesial, nos dijo que este año se decidió trabajar por Vicarías Episcopales.

En cuanto a la temática de las asambleas que se planearon por vicarías nos comentó que se está trabajando conforme al Plan Diocesano de Pastoral “Estamos conforme al Plan de Pastoral Diocesano. Una de las líneas de acción que más estamos abarcando es el ‘proceso evangelizador’”. Esclareció que este proceso evangelizador lo realizan mediante cinco etapas, pero estas asambleas fueron para ahondar en las tres primeras “El acercamiento, Kerigma e Iniciación Cristiana.”

Nos dijo que participaron coordinadores de Adolescentes y Jóvenes de las estructuras básicas, así como a los animadores parroquiales. Sobre la intención de estas asambleas anotó “Para que juntos podamos trabajar nuestro proceso evangelizador.” Hizo notar que, a su parecer, ha habido muy buena respuesta en cuento  a la modalidad adoptada este año “He notado buena respuesta en la modalidad de asambleas por vicarías”.

Para concluir el coordinador diocesano de DIPAJAT expresó “Les pido que tengan mucha paciencia. La demanda es grande y la exigencia para nosotros de poder trabajar con un material conforme nos los pide nuestra diócesis. Por favor, estén al pendiente de las actividades que ya se están programando. Espero que a finales de este mes tengamos ya, a su disposición, el nuevo calendario”.

Por su parte Carlos Alberto Díaz Gutiérrez, delegado de DIPAJAT de la Vicaría Centro; Tuxtla Gutiérrez, nos dijo habló en entrevista sobre los objetivos de la pasada Asamblea en la Vicaría Centro “Uno de los objetivos fue trabajar el proceso evangelizador. Se trabajaron los primeros tres momentos. Otro de los objetivos fue hacer comunión como Iglesia. El tercer objetivo fue la sana convivencia entre todos los coordinadores, ya que muchos no se conocían”

Nos dijo que la respuesta a la convocatoria fue muy buena. Aclaró que el 70% de la Vicaría que él encabeza  asistió a dicho evento eclesial. Definió que los trabajos hechos durante esa asamblea fueron muy buenos “La respuesta fue buena. Los trabajos en las fichas, apenas vamos a realizarlos, pero, lo que pude observar durante el desarrollo de las misma, la respuesta fue muy buena y satisfactoria, los momentos en que se trabajaron cada una de las fichas, se notó la participación y el interés de todos”.

Sobre lo que se realizará en la vicaría centro luego de esta pasada Asamblea, nos esclareció “Vamos a conformar el decanato centro. Después a realizar eventos a nivel Diocesano, para continuar en la misma línea de nuestra Iglesia diocesana y fomentar así la unidad.”

Finalmente, el delegado de DIPAJAT la vicaría centro hizo la siguiente invitación “Les recomiendo que apoyen mucho a sus muchachos, para que no se desanimen, ya que estamos viviendo una sociedad muy difícil y ellos necesitan el apoyo de los demás” con lo que concluía dicha entrevista.

En torno al Año de la Fe más de Mil Adoradores Nocturnos se congregaron en Tuxtla



Entre Adoradores Activos, Honorarias, Tarcisios y Inesitas, dijo el Presidente del Consejo Superior Arquidiocesano de ADNOMEX

José Gilberto Ballinas Lara

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS. Se realizó el III Retiro General Arquidiocesano de la Adoración Nocturna Mexicana y en entrevista el Hermano Arturo Castellanos Fonseca, actual presidente del Consejo Arquidiocesano de ADNOMEX nos da algunos detalles de dicho evento eclesial, realizado el pasado 10 de noviembre del presente en el Domo del Issstech en esta capital chiapaneca.

Sobre el objetivo del Retiro, nos aclaró “Tuvo como objetivo  Meditar sobre el Año de la Fe y la Eucaristía, preparando el 50 aniversario de la Arquidiócesis de Tuxtla, y para que los adoradores nocturnos se unan a la acción de gracias y reafirmen su fidelidad a Cristo Sacramentado.”

Nos comentó que el Retiro fue dirigido a todos los adoradores nocturnos de la Arquidiócesis de Tuxtla. “Participaron 50 parroquias donde hay secciones adoradoras, de los diferentes decanatos. Fue una concentración masiva de la ADNOMEX, entre Adoradores activos, Honorarias, Tarcisios y Inesitas.

En cuanto al desarrollo del retiro nos compartió “Inició con un momento de ambientación del Ministerio musical Shaday. Después el Padre José Isabel González Gómez dio la bienvenida a todos y en representación del Pbro. Dr. Guadalupe Antonio Ruíz Urquín, que no pudo asistir por causas de salud, nos compartió una reflexión sobre ‘La Eucaristía construye la Iglesia Arquidiocesana de Tuxtla’”

Después de este primer tema, nos dijo se celebró la Santa Misa “Tiempo después hubo la Celebración Eucarística que presidió Mons. José Luis Mendoza Corzo, al término del cual se suscitó un momento de adoración al Santísimo Sacramento dirigida por el Padre Elí Ballinas Urbina”.

Nos comentó que luego de un receso les fue dirigida otra reflexión “De la Eucaristía nace la misión de la Iglesia de Tuxtla, misma que fue impartida por el Pbro. José Luis Espinoza Hernández. Después tuvimos de nuevo un momento de ambientación por el Ministerio de Música antes mencionado e inmediatamente después se compartieron los alimentos”

Compartió que después de un breve descanso se impartió otra reflexión “El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en la Eucaristía; que fue dirigida por el Padre Jorge Alberto Ramírez González. Poco después escuchamos el quinto y último de los temas ‘La devoción y culto de la Eucaristía compromiso de la Adoración Nocturna Mexicana’ que fue impartido por el Padre José Isabel, director de nuestro Consejo Superior de ADNOMEX.”

Sobre los resultados que se esperan de este encuentro de adoradores expuso “El primero que algunos de los que asistieron no pertenecen a la ADNOMEX y externaron integrarse a este movimiento para conocer y profundizar sobre Jesús Sacramentado. Por otro lado la riqueza que en conocimientos y espiritualmente hablando nos llevamos todos los que hemos participado”

El Hermano Carlos Morales Sánchez, Presidente de la Sección adoradora de San Agustín en Tapalapa, sobre el evento vivido nos participó “Para mí fue muy buen retiro. Los temas estuvieron muy bien expuestos por los sacerdotes. Venimos 16 personas. Nos vamos muy fortalecidos en el Señor y estamos contentos de haber podido participar hoy en este retiro”.

Por otro lado, expuso “Esperamos que lo que hemos escuchado y vivido lo podamos transmitir a los demás hermanos adoradores, para que nuestra sección adoradora siga adelante, y se intensifique nuestro amor por la Eucaristía”.

Dijo que uno de los temas que más le llamó la atención fue el referente a la Eucaristía como Centro de la Adoración Nocturna Mexicana, que esto le fortaleció a continuar con su labor como presidente de aquella sección a la que pertenece y agregó “Le agradezco al Consejo Superior Diocesano por haber organizado este encuentro”.

Por su parte, el Hermano Claudio Constantino Estrada nos comentó “Pertenezco a la Adoración Nocturna en la Parroquia del Carmen, de San Felipe Neri. Todo estuvo muy bien. La participación de los sacerdotes fue muy importante, porque ellos saben muy bien cómo explicar a los fieles estos temas sobre la Eucaristía”.

“Lo más precioso para mí fue la exposición del Santísimo que dirigió el Padre Elí Ballinas, esto fue muy emotivo porque de esto nace la religiosidad del ser humano para entregarse más a la Adoración Nocturna Mexicana” Finalizó el hermano Claudio.

Dios ha hecho maravillas en el Hermano Alfredo



“Lo que más me sorprende es que no estoy solo, doy testimonio de mi fe con la presencia de mis hijas y mi esposa” Don Alfredo Flores Ramírez

José Gilberto Ballinas Lara

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS. Don Alfredo Flores Ramírez, empleado de la comunidad parroquial y evangelizador de tiempo completo en la parroquia “El Señor de la Misericordia” de esta ciudad, nos abre su corazón para compartirnos lo que Dios ha hecho con él a lo largo de su vida.

Por las mañanas, don Alfredo realiza una labor social en la sede parroquial. En la tarde realiza la labor de evangelización en las capillas de María Auxiliadora y Nuestra Sra. de Guadalupe.

Le pedimos nos compartiera algo de su camino de vida en la fe y esto comentó “Comencé a servirle al Señor a los 14 años de edad. Entre en una capilla de nombre María Auxiliadora de la Colonia Moderna que pertenece a la parroquia de San Martín de Porres. Después viví una jornada juvenil en la Catedral de San Marcos, luego unos ejercicios espirituales, un encuentro con Dios y después me integré a grupos juveniles.”

Nos explicó que vivió su proceso vocacional buscando responder al llamado de Dios “Cuando aún era soltero viví mi proceso vocacional. Experimenté un preseminario y viví como seminarista en parroquia, con el mismo padre Antonio Serna, pero el Señor me llamó por otro camino. Tiempo después me casé, con mi actual esposa, a quien conocí en los grupos juveniles.”

Sobre su inserción al movimiento de evangelizadores de tiempo completo explicó “Desde 1995 ingresé al movimiento de evangelizadores de tiempo completo que pertenece a los legionarios de Cristo, donde llevo ya 17 años de servicio. En este movimiento llevamos cursos de actualización, formación espiritual y humana.”

Nos explicó que realiza la función de catequista, también atiende las comunidades de adultos, visita los hogares, a enfermos y que todo esto lo ejerce en la capilla de Guadalupe en la Colonia Estrella del Oriente. Además aclaró “En la capilla María Auxiliadora, con la ayuda de mi familia trabajamos en la evangelización. Tenemos un coro de niños, otro de señoras, y una de mis hijas atiende un grupo de monaguillos.”

Refiriéndose a su familia, esto nos dijo “Tengo tres hijitas, la mayor tiene 15 años, la otra 13 años y la menor 11 años. Las tres pertenecen a la vida parroquial pues están sirviendo en el grupo de monaguillos, una de ellas apoya en la formación de este grupo. Mi esposa da temas de liturgia y yo que, hasta hoy, continúo sirviendo con gusto al Señor.” Dijo con gran convencimiento.

Con un gesto de satisfacción en su rostro, el Hermano Alfredo expresó “Mi vida ha sido muy plena, porque Dios me ha dado muchas cosas, Él ha hecho maravillas en mí a pesar que nosotros le fallamos y le ofendemos. Le pido me dé más vida para servirlo y mucho corazón para amarlo cada día más”.

Sobre el modo de cómo su experiencia de Dios ha influido en su vida familiar declaró “Ha influido mucho, ya que nunca salgo sólo, sino va mi esposa, van mis hijas a la comunidad y eso ha hecho que mis hijas conozcan más a Dios y se entreguen a Él como lo hacen.” Nos aclaró que está muy satisfecho de ver cómo ellas han seguido sus pasos, y que Dios no se equivoca.”

Sin poder disimular la alegría en sus ojos, don Alfredo externó “Lo que más me sorprende es que no estoy solo, doy testimonio de mi fe con la presencia de mis hijas y mi esposa. Los cinco estamos en el apostolado y eso ha sido ejemplo para las comunidades que estamos atendiendo, ya que muchos de ellos han expresado que es difícil evangelizar acompañado de la familia y que muchos quisieran tener la dicha de tener la familia unida como la mía.”

Concluyó expresando que la unión de su familia es la manifestación de la presencia de Dios “En esta unión familiar se manifiesta Dios y también la Santísima Virgen María, porque siempre me ha acompañado bajo alguna advocación. Pido a Dios siempre conserve a mi familia unida y que no nos falte la presencia de la Santísima Trinidad.” Y con estas palabras se despidió de la entrevista el hermano para luego retomar sus labores.