miércoles, 31 de octubre de 2012

"Luchad por entrar por la puerta estrecha" Evangelio de hoy 31-10-2012


Miércoles XXX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 13,22-30): En aquel tiempo, Jesús atravesaba ciudades y pueblos enseñando, mientras caminaba hacia Jerusalén. Uno le dijo: «Señor, ¿son pocos los que se salvan?». El les dijo: «Luchad por entrar por la puerta estrecha, porque, os digo, muchos pretenderán entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, os pondréis los que estéis fuera a llamar a la puerta, diciendo: ‘¡Señor, ábrenos!’. Y os responderá: ‘No sé de dónde sois’. Entonces empezaréis a decir: ‘Hemos comido y bebido contigo, y has enseñado en nuestras plazas’, y os volverá a decir: ‘No sé de dónde sois. ¡Retiraos de mí, todos los agentes de injusticia!’. Allí será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abraham, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, mientras a vosotros os echan fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se pondrán a la mesa en el Reino de Dios. Y hay últimos que serán primeros, y hay primeros que serán últimos».

Algo para la reflexión

Por: José Gilberto Ballinas Lara

El Señor Jesús está de camino a Jerusalén, sabedor que tenía que dar testimonio del Padre cumpliendo su voluntad. Pero mientras camina iba  enseñando. ¿Cuáles eran las enseñanzas del auténtico Maestro? Sencillo, enseñaba la Verdad, verdad incomprensible y hasta ofensiva para los orgullosos y soberbios.

San Lucas describe que alguien le preguntó ¿son pocos los que se salvan?  Seguro que muchos de los que seguían y escuchaban a Jesús compartían esta inquietud que, permitan que lo asemeje con esta otra pregunta ¿Será posible salvarse con las exigencias que Cristo nos pide? Dios es sabio, más aún, Él es la sabiduría plena. Dios hizo todo bien, nos comenta el libro del Génesis; entre su creación está lo más valioso, el hombre. Dios en su omnipotencia hizo al hombre capaz de buscar la plenitud de sí y su propia perfección. Claro está que el hombre no puede prescindir de su Creador para lograr esos objetivos, o más bien, en la medida de que esté unido a su Dios podrá conseguir sus anhelos de felicidad y perfección.

Esto se contempla en la respuesta de Jesús «Luchad por entrar por la puerta estrecha, porque, os digo, muchos pretenderán entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, os pondréis los que estéis fuera a llamar a la puerta, diciendo: ‘¡Señor, ábrenos!’. Y os responderá: ‘No sé de dónde sois’. Entonces empezaréis a decir: ‘Hemos comido y bebido contigo, y has enseñado en nuestras plazas’, y os volverá a decir: ‘No sé de dónde sois. ¡Retiraos de mí, todos los agentes de injusticia!’. 

¿Quién elige entrar en una puerta estrecha habiendo otra más ancha? ¿En qué cabeza cabe? Como mencioné al principio, el mensaje de Cristo (La verdad que anunciaba a los pueblos de Israel) era motivo de confusión y de ofensa para los supuestos sabios orgullosos de Israel, en parte porque ellos se sentían poseedores de la verdad definitiva respecto a la revelación de Dios; su soberbia les cegaba y no les permitía ver sus limitaciones. Cristo fue, es y seguirá siendo la Luz de la verdad, en Él mismo se revela todo.  En La cruz, Cristo nos da muestra de que la verdad de Dios, su Voluntad es superior a las verdades y voluntades humanas. Dicho mensaje era más fácil de aceptar por los excluidos, marginados, pobres, ya que ellos por su situación de dolor, sufrimiento no experimentaban orgullo o soberbia alguna y eso les permitía aceptar el mensaje de Jesús, un mensaje lleno de esperanza y vida eterna. La puerta angosta, pues, era, entre otras cosas, dejar de lado el orgullo y soberbia y dejarse moldear por Cristo y su palabra.

Así entonces los pobres, los humildes son los que aceptan su limitación y reconocen su necesidad de Dios para lograr sus anhelos de felicidad y perfección. 

Oremos a Cristo para que nos conceda una actitud de sencillez y humildad para acoger su mensaje y hacerlo vida, llevando con ánimo alegre la propia Cruz, y poder optar por la puerta angosta. De este modo  alcanzaremos la salvación por Cristo, como lo han hecho los auténticos sabios (Los santos y santas de Dios). 

lunes, 29 de octubre de 2012

"A ésta, que es hija de Abraham, a la que ató Satanás hace ya dieciocho años, ¿no estaba bien desatarla de esta ligadura en día de sábado?" Evangelio de hoy 29/10/2012


 Lunes XXX del tiempo ordinario



Texto del Evangelio (Lc 13,10-17): En aquel tiempo, estaba Jesús un sábado enseñando en una sinagoga, y había una mujer a la que un espíritu tenía enferma hacía dieciocho años; estaba encorvada, y no podía en modo alguno enderezarse. Al verla Jesús, la llamó y le dijo: «Mujer, quedas libre de tu enfermedad». Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios.

Pero el jefe de la sinagoga, indignado de que Jesús hubiese hecho una curación en sábado, decía a la gente: «Hay seis días en que se puede trabajar; venid, pues, esos días a curaros, y no en día de sábado». Le replicó el Señor: «¡Hipócritas! ¿No desatáis del pesebre todos vosotros en sábado a vuestro buey o vuestro asno para llevarlos a abrevar? Y a ésta, que es hija de Abraham, a la que ató Satanás hace ya dieciocho años, ¿no estaba bien desatarla de esta ligadura en día de sábado?». Y cuando decía estas cosas, sus adversarios quedaban confundidos, mientras que toda la gente se alegraba con las maravillas que hacía.

Algo para la Reflexión

Por: José Gilberto Ballinas Lara

Estimadas hermanas y hermanos en el Señor Jesucristo. 

Este lunes, nos alegramos en contemplar estos versos del Evangelio, tan profundos, que nos ayudan a reflexionar, entre otros aspectos, en el sentido de hacer el bien en todo momento.

Esta vez, el Maestro Jesús en torno a un lugar sagrado como la sinagoga (por el hecho de ser escenario privilegiado para el encuentro del Pueblo de Dios y de la proclamación y enseñanza de la Ley los sagrados pergaminos) y mientras enseñaba la Buena Noticia a los presentes, dice san Lucas que descubrió a una mujer que sufría los embates de un espíritu del mal, la cual fue llamada por Él para curarla completamente, restituyéndole la salud y su dignidad de persona «Mujer, quedas libre de tu enfermedad» Cuántos de nosotros que asistimos continuamente a las reuniones de comunidades de fe y más aún a la ceremonias litúrgicas, nos hemos encontrado con semejantes que por alguna razón están sufriendo alguna enfermedad y con cierto desprecio se les ignora, pretextando que por estar en plena celebración no se les puede atender: "Ah, esque no lo ví, como había mucha gente. Ah, es que estoy en el Templo y acá no puedo más que estar atento a lo que el Padre dice, usted disculpe".

Cristo, dejó inmediatamente su predicación y socorrió a esta mujer necesitada, ¿qué tan necesitada estaba que tenía 18 años cargando con ese sufrimiento? Por supuesto que ella al recibir la sanación comenzó a glorificar a Dios, al mismo de quien había recibido dicho beneficio. Claro que esto provocó desconcierto en las cerradas mentes de muchos que no alcanzaron a descubrir que en la acción de Jesús iba implícito, en sentido estricto, el Bien al otro; como el caso del jefe de dicha Sinagoga que incitó a todos a repudiar dicho acto del "Maestro Bueno".

Está claro que Jesús responde con la sabiduría plena que le es propia, argumentando que ellos mismos realizan acciones buenas y correctas en un día que, según las tradiciones judaicas, era incorrecto llevarlas a cabo, el  sábado «¡Hipócritas! ¿No desatáis del pesebre todos vosotros en sábado a vuestro buey o vuestro asno para llevarlos a abrevar? Y a ésta, que es hija de Abraham, a la que ató Satanás hace ya dieciocho años, ¿no estaba bien desatarla de esta ligadura en día de sábado?».

Tenemos que trabajar intensamente en cultivar el sentido de Bien que todas y cada una de nuestras acciones debe caracterizar, independientemente del contexto que se vive. Los "hipócritas" a los que en ese momento se refirió Jesús se preocupaban por hacer cosas como llevar a su ganado a alimentarse, beber, etc., actos con sentido de bien. Sin embargo, no podían hacer lo propio con el prójimo (esta mujer que hacía años estaba cargando con la terrible enfermedad) ¡Cuántos habemos así de incoherentes e hipócritas!

Pidamos al Señor Jesús que, con su ayuda, podamos discernir toda nuestra vida en un constante hacer el Bien a los demás; para que con acierto y generosidad podamos socorrer al prójimo en todo momento.

Tuxtla vivió Tardeada de Alabanza y Música Católica


“Invitar a todos a decirle Sí al Señor, a que no tengan miedo de abrirle su corazón y responder con un rotundo Sí al llamado que Él nos hace”: Silvia Mertins

José Gilberto Ballinas Lara

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Con la participación de los Ministerios de Música y Alabanza Eclesiastés y Alma Misionera, además de la participación especial de la Canta Autora Silvia Mertins, la Dimensión de Misiones arquidiocesana organizó una Tardeada de Alabanza y Música Católica realizada en el auditorio de la Parroquia de San Juan Diego Tuxtla el pasado 20 de octubre del presente año.

El objetivo de esta tardeada fue “Por el cierre del mes de las misiones y el DOMUND” y contó con el siguiente eslogan “La Fe un don para compartir”.
Dicho evento inició alrededor de las cinco de la tarde, debido a problemas técnicos. Sin embargo, esto no menguó la alegría y la participación de las más de sesenta personas, entre jóvenes y adultos que se dieron cita en el lugar.

El ministerio de alabanza Alma Misionera fue quien abrió la tardeada musical. Este ministerio fue el encargado de dirigir la oración inicial. El ministerio invitó a los asistentes al evento a misionar. Los invitó también a disponerse a pasar una tarde de alabanza a Dios.

Tiempo después tocó el turno al ministerio musical Eclesiastés quienes con sus popurrís musicales fueron capaces de hacer bailar a todos los presentes a lo largo de, por lo menos, una hora de música continua.

Finalmente llegó el turno de la intervención de Silvia Mertins. La cantautora de Guatemala fue recibida con muchos aplausos. Sus primeras palabras fueron “Buenas noches. Dios los bendiga. Es un gusto poder compartir con ustedes esta noche lo mucho que el Señor nos ha regalado”. 

Dijo también que todos los que estuvieron presentes en este concierto habían sido llamados por Dios a participar en el mismo y que eso era ya motivo de alegría y que lo más importante en ese momento era “Alabar al Señor de Corazón”, y con sus melodías provocó que todos se unieran en alabanza a Dios.

En entrevista, la también predicadora nos dijo que se sintió muy contenta de cumplir con la misión que Dios le encomendó ese día. Explicó que pudo sentir un cambio en muchos de los que vivieron este momento de alabanza “Sentí muchos corazones fueron tocados por Cristo, van cambiados, diferentes.”

Sobre el tema central de sus reflexiones, Silvia comentó “Invitar a todos a decirle Sí al Señor, a que no tengan miedo de abrirle su corazón y responder con un rotundo Sí al llamado que Él nos hace” y finalizó diciendo “Lo único que nos hace feliz en la vida es el tener al Señor Jesús en el corazón”.

Con una Misa de Sanación iniciaron el Año de la Fe los fieles de la Parroquia Nuestra Sra. De Guadalupe y San Pedro Apóstol


José Gilberto Ballinas Lara

San Pedro Buenavista, municipio de Villacorzo; Chiapas. Con una misa de sanación presidida por el párroco Luis Fernando Coutiño Ochoa recibieron el año de la fe los fieles de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe y San Pedro Apóstol, el pasado 20 de octubre, donde hubo también la destacada participación de los predicadores José Nava y Ángel Alvarado.

Dicho evento, realizado en la parroquia que se ubica en la Colonia San Pedro Buenavista,  inició a las 9:00 am y concluyó a las 9:00 pm. Comenzó con una oración y el primero en intervenir fue José Nava con el tema “La Fe en Cristo” su importancia y la necesidad de renovarla. Al final de su prédica, hubo un momento de oración de sanación espiritual  muy emotivo. Cabe mencionar la participación activa de la sección de adoradores nocturnos de esa parroquia.

Ante la evidente respuesta de los fieles, el predicador José Nava manifestó abiertamente su alegría, al contemplar la entrega del pueblo de Dios reunido en busca de la sanación interior que solo Cristo podía darles.

En segundo lugar tocó turno a Ángel Alvarado quien, con la alegría que le caracteriza, sus alabanzas y prédicas hicieron que los presentes se pusieran de pie para alabar a Dios. Los temas que desarrolló este predicador fueron “Laicos comprometidos” y “Amor como Iglesia”, donde también aprovechó para dar a conocer su testimonio de vida y de cómo el Señor le había inspirado a aceptar, con amor, la Buena Nueva y llevarlo a los demás.
Al concluir ambas prédicas inició la Celebración Eucarística. El Pbro. Luis Fernando en su calidad de párroco destacó las participaciones de los dos predicadores. Agradeció el amor que cada uno de los laicos ahí congregados manifestó al Señor.

Por otro lado, el pastor de la comunidad dio gracias a Dios por las maravillas realizadas en esta comunidad parroquial. Refiriéndose a los laicos dijo que pertenecían a una comunidad de fieles que vive y manifiesta su fe en el Señor Jesucristo intensamente.
El “Padre Luis Fernando”, como muchos de los fieles le conoce, expuso estar agradecido con Dios por la oportunidad de estar con las personas que lo vieron ordenarse sacerdote, a la vez que manifestó estar alegre de participar en este evento eclesial lleno de fe, mismo que le fortaleció para seguirse entregando al servicio de la comunidad parroquial.

Fue un momento de armonía por la presencia viva de Jesús en la Eucaristía, misma que se acentuó en el momento en que la Asamblea reunida recibió la Sagrada Comunión. Finalmente,  dicho evento, concluyó con la bendición final dada por el Pbro. Luis Fernando.

viernes, 26 de octubre de 2012

Reconocer a Jesucristo como nuestro Dios y Salvador Evangelio de hoy 26-10-2012


Viernes XXIX del tiempo Ordinario

Texto del Evangelio (Lc 12,54-59): En aquel tiempo, Jesús decía a la gente: «Cuando veis una nube que se levanta en el occidente, al momento decís: ‘Va a llover’, y así sucede. Y cuando sopla el sur, decís: ‘Viene bochorno’, y así sucede. ¡Hipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo? ¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo? Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al alguacil y el alguacil te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo».

Algo para la reflexión

José Gilberto Ballinas Lara

Continuamos contemplando el Evangelio bajo el testimonio de san Lucas. Los versos contemplados hoy forman parte de lo acontecido durante el ministerio de Cristo en Jerusalén. Considero que uno de los temas centrales es "Reconocer a Jesús como el Mesías".

Esta ocasión Jesús reprende con autoridad a la muchedumbre porque entre ellos habían quienes no creían en  sus enseñanzas, más aún, habían fariseos que buscaban un pretexto para condenarle ¡Hipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo? El Señor Jesús no fue reconocido como el Mesías, sus interlocutores no pudieron ver, aún con los grandes prodigios hechos por Él, al Cristo; en parte porque no cumplía con sus espectativas (Un Soberano, lleno de fuerza, revestido de majestad, etc.). Esto mismo enardeció al Señor, porque al rechazarlo hacían a un lado la Ley y lo prescrito por los profetas.

En nuestros días se proponen infinidad de absurdas hipótesis para comprender, ante el temor e incertidumbre de muchos, el porqué de los cambios en el mundo, entre ellos: Invasión extraterrestre, enormes cambios profetizados por culturas antiguas, la interpretación de los astros, los escritos proféticos de pensadores y supuestos videntes como Nostradamus, etc. ¿Cómo intentar entender nuestra realidad como humanos ante un inmenso universo en devenir, mediante hipótesis y supuestos surgidos de múltiples interpretaciones? ¿Cómo pensar en el final, si muchos no tienen ni la más remota idea del principio? El principio es el Absoluto, la Causa Incausada, el Ser, como llaman muchos filósofos a Dios. A la luz de la revelación divina, sabemos que el principio es Cristo, Dios hecho hombre que murió y resucitó para salvarnos, y Él mismo es el final. La tarea es reconocerlo así, como nuestro Señor, Dios y Salvador. Entonces podremos comprender mejor nuestro principio y deducir mejor nuestro final. 

Pidamos a Dios nos ayude a no caer en la incoherencia y el absurdo de querer responder nuestras grandes interrogantes fuera de Él, sino que nos de la luz de su Santo Espíritu para creer lo que nos ha revelado en Cristo y reconocer a Jesucristo como nuestro Dios y Salvador. 

miércoles, 24 de octubre de 2012

¿Quién es, pues, el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre" Evangelio de hoy 24/10/2012


Miércoles XXIX del tiempo Ordinario

Texto del Evangelio (Lc 12,39-48): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le horadasen su casa. También vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre».

Dijo Pedro: «Señor, ¿dices esta parábola para nosotros o para todos?». Respondió el Señor: «¿Quién es, pues, el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para darles a su tiempo su ración conveniente? Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así. De verdad os digo que le pondrá al frente de toda su hacienda. Pero si aquel siervo se dice en su corazón: ‘Mi señor tarda en venir’, y se pone a golpear a los criados y a las criadas, a comer y a beber y a emborracharse, vendrá el señor de aquel siervo el día que no espera y en el momento que no sabe, le separará y le señalará su suerte entre los infieles.

»Aquel siervo que, conociendo la voluntad de su señor, no ha preparado nada ni ha obrado conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes; el que no la conoce y hace cosas dignas de azotes, recibirá pocos; a quien se le dio mucho, se le reclamará mucho; y a quien se confió mucho, se le pedirá más».

Algo para la reflexión

Por: José Gilberto Ballinas Lara

El texto de hoy nos puede iluminar sobre muchos temas de la vida. Esta ocasión quiero destacar una, la "Fidelidad" a Cristo.

El creyente, que ha recibido el don de la revelación del Señor, lo lógico es que responda a la iniciativa de Dios con la fe en Él, la fe en Cristo. La fe lo hace a uno, ya, administrador. La fe es resultado, también, de una aceptación libre del contenido revelado por el Señor Jesús. Uno tiene ya en sus manos un don hermoso que debe saber cultivar, con el fin de que esa fe recibida se haga vida, para que entonces pueda compartirse a los demás. Por supuesto, que el don de la fe complementa perfectamente el don de la vida, la salud, etc. Esta es la tarea común del auténtico creyente en Cristo ser administrador fiel y prudente de los dones que de Él ha recibido.

Por otro lado, la fidelidad en Cristo se demuestra, pues, viviendo agradecido de los dones recibidos, y por esa alegría los hace fructificar, cumpliendo entonces como administrador "Fiel" de su Dios y Señor. 

Para lograr ser fiel a Dios es necesario ser consciente de que Cristo está presente en la vida de la Iglesia y por ende en la vida del propio creyente, quien vive así  tiene muy desarrollada la virtud de la prudencia. Jesús no es un Dios ausente, no es como muchos pseudoadministradores de empresas que, al no contar con la presencia de los dueños de la misma, se comportan como quieren y hacen lo que quieren, viendo por sus intereses particulares y dejando en segundo término los intereses de los jefes o dueños, que es para quienes trabaja y para quienes debe hacer crecer los bienes recibidos, pues no le pertenecen a él.

Imploremos la misericordia del Señor Jesús para que nos ayude a asumir nuestra realidad como auténticos hombres y mujeres de fe, capaces de serle fiel en cualquier circunstancia y ser así merecedores del premio que tiene destinado: De verdad os digo que le pondrá al frente de toda su hacienda.

martes, 23 de octubre de 2012

La Pastoral Litúrgica en acción


La Pastoral Litúrgica en acción

Sem. José Gilberto Ballinas Lara

SemCat. Con la intención de tener un encuentro como pastoral litúrgica y tomar acuerdos, se reunieron los equipos parroquiales de Liturgia el pasado 11 de enero en el salón del Templo de San Roque de Tuxtla Gutiérrez.

Entre los participantes se encontraban: El equipo de Pastoral Litúrgica diocesana junto a su asesor el Pbro. Francisco Javier Urbina Galán, además, asistieron dos laicos de cada parroquia de nuestra Diócesis. Preguntamos al Padre Francisco Javier  sobre la intención del encuentro, y nos dijo: “Es una primera reunión, para ponernos de acuerdo con los equipos parroquiales y trabajar en comunión, para que ellos también sean parte de los proyectos diocesanos…”

 El encuentro inició entre las 9 y las 10 de la mañana, el equipo diocesano dio la bienvenida a todos los participantes, luego hubo un momento de oración con la liturgia de las horas, y al final del mismo se dio paso a la participación del Pbro. Elí Ballinas que compartió un tema referente al arte sacro

sábado, 20 de octubre de 2012

"El que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor" Evangelio de hoy 21/10/2012


 Domingo XXIX (B) del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Mc 10,35-45): En aquel tiempo, Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se acercan a Jesús y le dijeron: «Maestro, queremos, nos concedas lo que te pidamos». Él les dijo: «¿Qué queréis que os conceda?». Ellos le respondieron: «Concédenos que nos sentemos en tu gloria, uno a tu derecha y otro a tu izquierda». Jesús les dijo: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber, o ser bautizados con el bautismo con que yo voy a ser bautizado?». Ellos le dijeron: «Sí, podemos». Jesús les dijo: «La copa que yo voy a beber, sí la beberéis y también seréis bautizados con el bautismo con que yo voy a ser bautizado; pero, sentarse a mi derecha o a mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado».

Al oír esto los otros diez, empezaron a indignarse contra Santiago y Juan. Jesús, llamándoles, les dice: «Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos y sus grandes las oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos, que tampoco el Hijo del hombre ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos».

Algo para la reflexión

Por: José Gilberto Ballinas Lara


El evangelio de hoy, donde san Marcos nos da a conocer un episodio muy significativo entre Cristo y sus Apóstoles, donde el Señor Jesús esclarece que, para poder ser grande a los ojos de Dios es necesario la práctica radical de la humildad y el servicio a los demás.

Estando Jesús con sus apóstoles, dos de ellos Santiago y Juan le pidieron algo que pensaron sería sencillo de obtener  «Concédenos que nos sentemos en tu gloria, uno a tu derecha y otro a tu izquierda» La visión de la gente que seguía a Jesús era, en su mayoría, el de un Jesús que llegaría a ocupar un trono como Rey de Israel y los salvaría de la tiranía de los romanos. Los otros diez al verse relegados ante semejante solicitud se molestaron contra los Zebedeos, pues seguramente que ellos también buscaban un puesto de importancia en el reino terrenal de Jesús. Ante esta situación, Jesús aclara desde el primer momento que el servicio es condición de primer orden cuando se quiere ser importante ante Dios, el Hijo del hombre ha venido a ser servido, sino a servir  y la "copa" de la que habla era el sacrificio redentor que haría a favor de la salvación del género humano. 

Nos damos cuenta cómo nuestro mundo se rige bajo la perspectiva del más fuerte, del que más bienes materiales tiene, del que goza de mejor status social; sólo ellos ocupan la posición más alta de la sociedad. Para mantener esa posición se valen de el sufrimiento de los más débiles, de aquellos que menos tienen o incluso no tienen nada. Para Jesucristo es sumamente importante ver la vida en orden al servicio. Este es el único modo de poder sobresalir y ser grande a los ojos de Dios. 

Ahora, nos queda a todos hacer esfuerzos por cambiar nuestra limitada visión de la vida por la visión más amplia que nos ha propuesto el Señor en su Palabra de hoy. Hoy es el Domingo Mundial por las Misiones, una gran oportunidad que nos pone frente a nuestra labor misionera, para evaluarla y descubrir qué tan efectiva es, qué tan apegada al verdadero ejercicio evangelizador está. Tomemos en cuenta que una misión no se aplica únicamente a aquellos que van por lugares lejanos anunciando la Buena Notica. La misión es una dimensión esencial del cristiano, forma parte de su ser y de su cotidiano vivir, en este sentido me atrevo a decir que Servir a los demás es nuestra Misión.

Roguemos al Señor Jesús, para que podamos testimoniarle sirviendo toda nuestra vida o haciendo de nuestra misión  un servicio a los demás y especialmente a los más necesitados. Amén.


viernes, 19 de octubre de 2012

"Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía." Evangelio de hoy 19/10/2012


Viernes XXVIII del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 12,1-7): En aquel tiempo, habiéndose reunido miles y miles de personas, hasta pisarse unos a otros, Jesús se puso a decir primeramente a sus discípulos: «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse. Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados. Os digo a vosotros, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más. Os mostraré a quién debéis temer: temed a aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna; sí, os repito: temed a ése. ¿No se venden cinco pajarillos por dos ases? Pues bien, ni uno de ellos está olvidado ante Dios. Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis; valéis más que muchos pajarillos».

Algo para la reflexión

José Gilberto Ballinas Lara

Esta vez, san Lucas nos da a conocer una significativa exhortación que Jesús hace a sus discípulos en el contexto de su viaje a Jerusalén, lugar donde Él sabía tenía que padecer y antes de atender a una multitud de personas que quería escuchar a Jesús y ver sus prodigios.

Los discípulos son exhortados a no adoptar las costumbres de los fariseos y escribas (la hipocresía como aspecto principal) «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Esta hipocresía se traducía en actitudes como la cerrazón y la apatía para asumir las auténticas Leyes de Dios y hacerlas vida, no existía un compromiso real para cumplir la Ley, pero sí la exigían a otros; de ahí porque eran denominados ¡hipócritas! por el Señor Jesús.

Por otro lado, Jesús les pide no temer a las amenazas, incluso la muerte por causa de la verdad que Cristo les enseñaba, y para esto los anima expresando el adjetivo "amigos" amigos míos, para darles a conocer que más que servidores eran ya personas muy queridas por Él, al punto de decirles valéis más que muchos pajarillos. 

En estos versos, Jesús preparó a sus discípulos para enfrentar las contrariedades que traen el anuncio del Evangelio como verdad absoluta. En nuestros días, la Iglesia sigue motivando a laicos, religiosas (os) a seminaristas y a sus pastores a no dejarse llevar por la hipocresía que se traduce, hoy, en llevar una vida doble, por un lado anunciar de palabra la Buena Nueva y con el testimonio desacreditarla. 

Dios quiere "auténticos" discípulos suyos, valientes, capaces de manifestar su fe con todo su ser, y "comprometidos" con Cristo,  ya que el discurso no está peleado con el testimonio, sino, por el contrario de ambos surge el verdadero anuncio del Evangelio.

Pidamos al Maestro Jesucristo que en este año de la fe, nos ayude a consolidarnos como auténticos discípulos suyos para hacer efectivo el anuncio de la Buena Noticia de la Salvación a quienes nos rodean.

jueves, 18 de octubre de 2012

"El Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos" Evangelio de hoy 18-10-2012


18 de Octubre: San Lucas, evangelista

Texto del Evangelio (Lc 10,1-9): En aquel tiempo, el Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde él había de ir. Y les dijo: «La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies. Id; mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias. Y no saludéis a nadie en el camino.

»En la casa en que entréis, decid primero: ‘Paz a esta casa’. Y si hubiere allí un hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; si no, se volverá a vosotros. Permaneced en la misma casa, comiendo y bebiendo lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No vayáis de casa en casa. En la ciudad en que entréis y os reciban, comed lo que os pongan; curad los enfermos que haya en ella, y decidles: ‘El Reino de Dios está cerca de vosotros’».

Algo para reflexionar

José Gilberto Ballinas Lara

Esta ocasión el evangelista san Lucas nos pone ante la realidad del ejercicio más grande de la Iglesia, "la misión". Antes de que Jesús enviara a estos 72 discípulos,  dejó en claro cuáles eran las exigencias de seguirlo (Cf. Lc. 9, 57-62) el Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde él había de ir. El Señor Jesucristo, participó a sus discípulos de su misión "proclamar el Reino de Dios". Los envió a los lugares donde Él tenía que ir advirtiéndoles que así como el Maestro Jesús era perseguido e intentaban matarlo por anunciar la verdad, con mucho mayor razón los discípulos mirad que os envío como corderos en medio de lobos.

La misión de Cristo se convierte en misión de la Iglesia cuando los Apóstoles recibieron el Espíritu Santo en Pentecostés. Esta misión se actualiza en la acción evangelizadora de la Iglesia católica. El texto de hoy nos ilumina en cuanto las características que debe tener auténtico misionero de Jesús: Debe vivir la dimensión comunitaria y los envió de dos en dos, confiar plenamente en la providencia divina No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias para poder testimoniar esa confianza a quienes recibirían el anuncio, ser hombres de caridad y paz decid primero: ‘Paz a esta casa’, y así se pueden enumerar otras características más.

Como verdaderos cristianos católicos debemos tener en cuenta, entre otros aspectos, los mencionados en los párrafos anteriores. La misión exige verdaderos discípulos de Jesús, capaces de anunciar con su propia persona el Reino de Dios inaugurado por Cristo. Es una fortuna contar ahora con el "Año de la Fe", renovemos de fondo nuestra fe en el Maestro Jesús, hagamos todo por vivir un nuevo pentecostés en la Iglesia.

Pidamos a Dios que por intercesión de san Lucas evangelista nos conceda vibrar por la misión de Cristo, para poder demostrar que el Reino de Dios es, ya, una realidad patente en nuestro mundo. 

martes, 16 de octubre de 2012

¡Ay de vosotros, los fariseos... que dejáis a un lado la justicia y el amor a Dios!" Evangelio de hoy 17-10-2012


Miércoles XXVIII del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 11,42-46): En aquel tiempo, el Señor dijo: «¡Ay de vosotros, los fariseos, que pagáis el diezmo de la menta, de la ruda y de toda hortaliza, y dejáis a un lado la justicia y el amor a Dios! Esto es lo que había que practicar aunque sin omitir aquello. ¡Ay de vosotros, los fariseos, que amáis el primer asiento en las sinagogas y que se os salude en las plazas! ¡Ay de vosotros, pues sois como los sepulcros que no se ven, sobre los que andan los hombres sin saberlo!». Uno de los legistas le respondió: «¡Maestro, diciendo estas cosas, también nos injurias a nosotros!». Pero Él dijo: «¡Ay también de vosotros, los legistas, que imponéis a los hombres cargas intolerables, y vosotros no las tocáis ni con uno de vuestros dedos!».

Algo para la reflexión
Por: José Gilberto Ballinas Lara

«¡Ay de vosotros, los fariseos, que pagáis el diezmo de la menta, de la ruda y de toda hortaliza, y dejáis a un lado la justicia y el amor a Dios! Con esta fuerte expresión empieza el texto del evangelio de hoy. El Señor Jesús con autoridad denuncia la injusticia y la ausencia de amor a Dios, características adoptadas por la mayor parte de los fariseos y rabinos.

Las actitudes de estos personajes, que más que ayudar al Pueblo de Dios a encontrarse con Él, lo confundían con su incongruencia e hipocresía hicieron que Jesús demandara a estos un cambio de dicha actitud, un volver a los fundamentos de toda acción humana, más aún de todo creyente- el amor y la justicia- Esto es lo que había que practicar aunque sin omitir aquello. 

Está claro que el Maestro Jesús no buscaba dejar de lado las leyes humanas, sino que estas estén respaldadas por la práctica de la auténtica justicia. Las tradiciones no son malas en sí mismas, pero pueden serlo si se les cataloga como lo más importante, dejando de lado la caridad.

Pidamos a Dios que nuestras acciones tengan el respaldo de una verdadera justicia y cuenten con la iluminación de la caridad, de ese modo seremos más asertivos al actuar y nuestras prácticas cotidianas serán bien vistas y bendecidas por el Señor. 

Más de 380 maestros participaron en el primer encuentro provincial de docentes


“Ustedes también son mano de Dios que conduce” Mons. Leopoldo González

José Gilberto Ballinas Lara

“Las figuras parentales más cercanas en este tiempo, sobre todo a niños pequeños son ustedes. Pasan más horas con ustedes que con sus padres. Me da mucha alegría que nuestros niños y adolescentes miren el rostro de ustedes, que refleja algún rasgo del rostro de Cristo Jesús”.  Declaró Mons. Leopoldo González durante su intervención en el primer encuentro provincial de docentes, realizado el 29 de septiembre del presente en la parroquia San Juan Apóstol de Tuxtla.

En el encuentro donde participaron 389 personas provenientes de Tapachula, San Cristóbal y Tuxtla Gutiérrez, las ponencias estuvieron a cargo de Mons. Leopoldo González, pastor de la Diócesis de Tapachula quien, con mucha amabilidad y paciencia explicó la importancia de la inserción de los valores a la vida y al proceso educativo “Mirar la necesidad de incorporar responsablemente los valores en nuestra vida y procesos educacionales”

El ordinario de Tapachula se basó su reflexión en el documento “Educar para una nueva sociedad” En cuanto al concepto de “Valor” dijo que es “un bien conocido y estimado por la persona humana, tanto que le atrae”. Definió que para poder hablar de valores se necesita hablar del bien.  Dijo que es necesario tener un concepto claro de lo que es la persona humana para poder determinar qué es un bien para la misma, ya que el bien se encuentra en el ser de la persona.

Explicó a los presentes que la mejor manera de transmitir un bien es viviéndolo “si en quien confiamos vemos algo, podemos estar seguros que es un bien”. Comentó que una de las mejores clasificaciones de los bienes en relación al perfeccionamiento que realizan en la persona es “Los bienes y valores placenteros que son los que nos hacen sentir bien, bienes o valores útiles nos facilitan adquirir transformar, y los bienes o valores morales no nos hacen tener más cosas o disfrutes, sino sólo nos hacen mejores personas”.

Dijo que es necesario tener en claro en todo proyecto educativo, cuál es la intención de la educación “¿Para qué buscamos educar? ¿Para que el educando se enfrente al mundo y lo coma? ¿Para que pueda obtener un trabajo y realizar una vida profesional?” y respondió “Pienso que nuestra respuesta, como dijo Mons. Felipe Arizmendi, es para que nuestros alumnos traten de ser y sean con la humilde perseverancia del hombre débil, hombres moralmente buenos y mejores, que aunque tengan que renunciar a otros bienes, en la medida que lo exijan las normas éticas que se derivan del mismo ser de la persona humana.”

Manifestó que las motivaciones sensibles deben  ir acompañadas, principalmente, de una motivación religiosa, de una motivación moral y otra social. Agregó que las motivaciones deben estar presentes en la conciencia de las personas y que aunque pueden usarse recursos materiales lo mejor es “la meditación y reflexión sobre ese valor” La educación en valores lleva a la virtud, de no ser así, no es un logro, porque dijo “no se trata de algo puramente intelectual, sino de una vida para vivirse.” Definió el pastor de la Diócesis hermana de Tapachula.

El encuentro concluyó con una solemne Ceremonia Eucaristía donde también estuvieron presentes Mons. Felipe Arizmendi (Titular de la diócesis de San Cristóbal), y Mons. Enrique Díaz (su obispo auxiliar). Al final de la misma el Señor Erubiel Cansino, coordinador  de la Dimensión Educativa de Tuxtla nos dijo en entrevista que la respuesta de los participantes fue muy emotiva y que la mayoría de los docentes eran trabajadores de gobierno.

Laicos opinan sobre el mes del rosario y el Domingo Mundial de las Misiones


José Gilberto Ballinas Lara

La Iglesia de Cristo, este mes de octubre, está viviendo un mes muy significativo en muchos aspectos. Esta ocasión quiero destacar dos de ellos: “Mes del rosario” y “Domingo mundial de las misiones”.

Por tal motivo me di a la tarea de realizar un sondeo de opinión con algunos laicos, sobre lo que significa vivir estos dos acontecimientos eclesiales y el modo de cómo lo viven, donde pudimos recoger impresiones muy importantes:

Erika Ortiz de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Arriaga, Chiapas; sobre el mes del rosario  dijo “Celebrar el mes del Rosario es muy importante, porque a través del rezo del rosario pedimos por nuestros hermanos de los cinco continentes. Yo trabajo en una escuela católica y nos damos a la tarea de pedir por todo el mundo, por nuestra comunidad educativa y por nuestras familias.” Respecto al Domingo Mundial de las Misiones declaró “Gracias a Dios existen personas que se dedican en cuerpo y alma a la misión. Ellos ayudan a muchas personas donde hay pobreza, enfermedad, hambre. Nosotros, en el colegio, hacemos varias actividades como conseguir despensas para llevarlo a los más necesitados. Además pedimos a Dios para que siga cuidando de todos los laicos, religiosas y sacerdotes que son los más comprometidos en la misión de la Iglesia” expresó.

Maricela Flores de la parroquia San Agustín de Tapachula, Chiapas; referente al mes del rosario nos compartió “Como integrante de la Iglesia Católica es muy importante, a través del rosario oramos por los demás. A través de las misiones llevamos el mensaje al mundo de que Dios ha dado a su único Hijo para que todos tengamos vida eterna. Gracias a esto he superado muchas cosas en mi hogar, como que el rosario ha sido mi fuerza para ver que no es una desgracia tener una niña especial, sino una gracia. Soy parte de una comunidad de Iglesia y sé que mis dos hijas serán dos buenas cristianas” Manifestó.

Ana Karen Cruz de la parroquia de San Pedro Apóstol de Tuxtla; sobre el mes del rosario apuntó “Como católicos tenemos a la Virgen María y es importante que los católicos recemos el rosario. Toda mi familia es católica, cuando podemos, lo rezamos en familia”. Al respecto del domingo mundial de las misiones comentó “Como católicos tenemos que llevar la Palabra de Dios a todas las personas para que conozcan a Jesucristo.”

Carlos Fabián Jiménez también de la parroquia de San Pedro de Tuxtla, explicó, sombre el mes del rosario “Es muy importante rezar el rosario. Yo viajo mucho, y siempre lo rezo durante el camino, porque me han dicho que es la oración más fuerte, así que siempre traigo conmigo mi guía para rezarlo” En cuanto al domingo de las misiones anotó “El domingo de las misiones nos puede ayudar a aumentar nuestra fe e ir en busca de esas personas que necesitan de Dios. Yo participo en una grupo de Iglesia y realizamos misiones a hogares para decirles que Dios los ama, que está con nosotros”.

Como vemos, todos nuestros entrevistados coincidieron en que es muy importante vivir el mes del rosario y el domingo de las misiones, mismos que son aspectos que la Iglesia contemplará a lo largo de este mes de octubre.

lunes, 15 de octubre de 2012

¡Insensatos! el que hizo el exterior, ¿no hizo también el interior? Evangelio de hoy 16-10-2012


Martes XXVIII del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 11,37-41): En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, un fariseo le rogó que fuera a comer con él; entrando, pues, se puso a la mesa. Pero el fariseo se quedó admirado viendo que había omitido las abluciones antes de comer. Pero el Señor le dijo: «¡Bien! Vosotros, los fariseos, purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis llenos de rapiña y maldad. ¡Insensatos! el que hizo el exterior, ¿no hizo también el interior? Dad más bien en limosna lo que tenéis, y así todas las cosas serán puras para vosotros».

Algo para la reflexión

José Gilberto Ballinas Lara

Estimados amigos. Me provoca un gusto enorme en el Señor Jesucristo poder escribir nuevamente mis pequeñas reflexiones del Evangelio de cada día. Gracias por leerme, confío que Cristo será quien continúe ayudándome a conformar estas meditaciones.

Esta ocasión nos encontramos al Señor Jesús en el contexto de un banquete. El fariseo lo invitó a comer con él. Jesús accede y por no realizar las abluciones previas antes de comer, que no eran más que normas tradicionalistas impuestas por los maestros de la ley, fue visto con malos ojos por el anfitrión y eso provocó que el Señor pusiera en claro las cosas.

Cristo responde declarando enérgicamente ¡Insensatos! en contra de tales tradiciones y de los que las defendían, porque no formaban parte de la Ley de Dios. La Ley de Dios fue dada por Él para educar a su pueblo, para enseñarle lo realmente bueno y agradable a sus ojos. No como las tradiciones absurdas de los rabinos que, en su mayoría, buscaban disfrazar sus enormes pecados con el cumplimiento de esas tradiciones.

Cristo denuncia esa actitud hipócrita y la repudia. Además deja en claro que tanto el exterior como el interior de la persona forman la unidad, si se está bien por dentro ese bienestar se demostrará con los actos.

Es tarea de todos los cristianos demostrar con la vida lo que por convicción personal creemos: Cristo es nuestro modelo a seguir, ninguna norma externa, por más buena que parezca, superará nunca sus enseñanzas y testimonios. 

Hemos iniciado el "Año de la Fe" un año de gracia. Tenemos la oportunidad de profundizar en nuestras convicciones de fe y renovarlas con el fin de hacer que los demás descubran la presencia de Cristo en nosotros. ¡¡Ánimo!! Dios está con nosotros.