viernes, 22 de febrero de 2013

Obispo auxiliar de Tuxtla exhorta a fieles vivir la cuaresma en relación a la Pascua


“La cuaresma es un tiempo de gracia para llegar a lo más importante, la celebración de la pascua.”Dijo Mons. José Luis Mendoza Corzo durante la misa del Miércoles de Ceniza.

José Gilberto Ballinas Lara

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS. Exhorta Mons. José Luis Mendoza Corzo a fieles a convertirse, orar y hacer penitencia esta cuaresma, durante la Misa de “Miércoles de Ceniza” celebrada el pasado 13 de febrero, a las siete de la noche; en el Templo de Catedral San Marcos, Tuxtla, donde el obispo auxiliar impuso también la ceniza a los presentes.

Mons. José Luis inició su homilía explicando el sentido bíblico de celebrar la cuaresma “Estamos iniciando la cuaresma. Ustedes deben saber que cuaresma viene del número cuarenta que en la Sagrada Escritura tiene carácter simbólico. El cuarenta manifiesta un tiempo de purificación, por ejemplo el acontecimiento del “Diluvio” donde Dios quiso purificar a su Pueblo que se había corrompido.”

“En tiempo de Moisés en el Sinaí un tiempo de ayuno y oración, tiempo de espera para recibir el Decálogo. Cuando los 40 años de la travesía después de la liberación de Egipto hacia la tierra prometida, Dios quería purificar a su Pueblo.  Además, aquellos 40 días que duró el profeta camino hacia el Monte Horeb es un tiempo que Dios da para llegar a algo importante, al monte de Dios”

Expuso el significado de los 40 días que Cristo pasó en el desierto “Finalmente lo acontecido con el profeta Jonás se manifiesta el tiempo que Dios da para convertirse, hacer algún sacrificio. Pero es Jesús quien, en su evangelio, en esos 40 días que estuvo en ayuno y oración, preparándose a cabo su obra salvadora de su muerte y resurrección, también su predicación del evangelio; fue un tiempo de preparación para su Pascua.

El celebrante, dirigiéndose a los fieles, dijo que la Cuaresma es un tiempo de conversión “La cuaresma para nosotros tiene el mismo significado, es un tiempo de oración, tiempo para ofrecer algún sacrificio: Por ejemplo, hoy fue día de ayuno, de abstinencia, tiempo de conversión, tiempo de dejar el hombre viejo, un tiempo de gracia para llegar a lo más importante, la celebración de la pascua.”

Se refirió al hecho que hay quienes dan más importancia a la Cuaresma y no a la Pascua “Algunos le damos más importancia a la Cuaresma que no a la Pascua. Es decir, algunos hacen sacrificios durante la cuaresma, se acercan más a Dios, pero una vez que termina piensan ‘¡qué bueno que ya pasó!’ Hay que tener claro que lo más importante es la Pascua.”

Sobre el sentido de recibir la Ceniza dijo “Ojalá que hoy que iniciamos este tiempo cuaresmal sea para nosotros como un camino de oración y conversión a la pascua. Hoy vamos a recibir el signo de la Ceniza, es un signo de penitencia. Con este signo se inicia el camino de penitencia.”

“Ojalá que hagamos algo bueno y lo ofrezcamos a Dios. No cometamos el error de conformarnos con realizar acciones que no nos cuestan trabajo. Me he encontrado con personas que dicen practicar el ayuno y la abstinencia pero, cuando se les descubre haciendo lo contrario se justifican diciendo ‘no me di cuenta’.”

Monseñor animó a todos a realizar obras con fe y amor “Anímense pues. Vivamos la cuaresma ofreciendo nuestras buenas obras, evitemos vivir una cuaresma entre tantas, sino  lo que se va a ofrecer se realice con fe y amor.”

Terminada la homilía el presidente hizo una oración en compañía de la Asamblea para luego pedirles se formaran en filas y recibir, así, la ceniza; misma que les fue impuesta sobre la cabeza y la frente, mientras los ministros extraordinarios y el obispo auxiliar decían los siguientes formularios “Polvo eres y en polvo te convertirás”, y “Arrepiéntete y creo en el Evangelio.”

Cabe mencionar que fueron muchos los que hicieron la fila para recibir la tan anhelada ceniza, tantos que fueron necesarios varios ministros extraordinarios de la comunión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario