martes, 25 de septiembre de 2012

La XII Asamblea Diocesana de Pastoral una asamblea de Conversión y sentido de fe



"Que en nuestra asamblea diocesana de pastoral nos adhiramos al Señor, con entusiasmo, con conversión y sentido de fe.": Mons. Rogelio Cabrera López

José Gilberto Ballinas Lara

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; a 21 de septiembre de 2012. En el marco del inicio del año de la fe, el 50 aniversario de la Arquidiócesis y de la Misión Continental, se llevó a cabo la XII Asamblea Diocesana de Pastoral los pasados días 20 y 21 de septiembre de 2012, donde se analizaron los proyectos estratégicos y cada uno de los cursos de acción que componen a los mismos.

Como en las pasadas Asambleas participó el presbiterio diocesano, religiosas y laicos comprometidos venidos de las distintas vicarías de pastoral de esta Arquidiócesis de Tuxtla, recibiendo la iluminación, del Pastor Diocesano Mons. Rogelio Cabrera López y la presencia de su obispo auxiliar Mons. José Luis Mendoza Corzo.

Un encuentro de Comunión para la Comunión
La primera jornada inició con la Celebración Eucarística, donde toda la Asamblea reunida, luego de haber escuchado la Palabra de Dios, recibió la iluminación del Pastor diocesano quien, en la homilía dijo “Con esta Eucaristía iniciamos nuestra Asamblea Diocesana, un encuentro de Comunión para la Comunión”. Explicó que es encuentro de comunión, ya que quien realiza, quien hace la comunión es Cristo. Que de ahí entonces que la Eucaristía como el mayor signo de la Comunión debe estar en el centro de este evento eclesial.

Refiriéndose al objetivo de la Asamblea anotó “En nuestro objetivo están enunciados los acontecimientos que la dan contexto histórico a nuestra asamblea, normalmente hechos eclesiales: Estamos por iniciar el ‘Año de la Fe’, está por celebrarse el Sínodo de los Obispos que tendrá como tema ‘la transmisión de la fe en la nueva evangelización’, y la preparación del año jubilar 2015 donde celebraremos los 50 años de nuestra Diócesis de Tuxtla.”

Crisis de fe, crisis de ortopraxis
Sobre los acontecimientos eclesiales dichos anteriormente, dijo que todos tienen en común un llamado a la fe. Indicó que un hecho eclesial que está de fondo en la Asamblea es  “Nuestra crisis de fe”. Al respecto, declaró que la “crisis de fe” que se vive en estos tiempos no es una crisis de ortodoxia (en los contenidos de la fe cristiana), sino de ortopraxis (de la vida de los cristianos).

Sobre el tema de la “Crisis de fe” añadió “La crisis de la fe es crisis existencial.” Se refirió también a que la Asamblea celebrada tenía la oportunidad de poner a la Iglesia de Tuxtla frente a esta realidad “Nuestra asamblea nos pone frente la crisis de la fe. Por eso esta asamblea de comunión es asamblea de conversión” Dijo además, que dicha asamblea tenía que ser, de igual forma, una asamblea de conversión, y que es necesario hacer una esfuerzo arduo por resembrar la semilla del Evangelio “Tenemos que unirnos para resembrar la semilla del Evangelio. Vivimos un crudo invierno en la Iglesia, alguien pisoteó el cultivo de Dios”

Con entusiasmo, conversión y sentido de fe
Insistió en que únicamente con la santidad de los fieles podrá responderse a la actual crisis de fe “Solo la alegría de los testigos y el entusiasmo de los misioneros, que no es otra cosa que decir 'la santidad de los fieles' podrá en este momento ser la respuesta a la crisis de fe.” Y finalizó su discurso diciendo “Que en nuestra asamblea diocesana de pastoral nos adhiramos al Señor, con entusiasmo, con conversión y sentido de fe.”

Luego de la Ceremonia Eucarística, donde los presentes pudieron participar de la Comunión Eucarística, se dio paso a los trabajos propios del encuentro eclesial en el Auditorio del Filosofado del Seminario Mayor Diocesano.

En los trabajos del primer día, los asambleístas analizaron cada uno de los proyectos estratégicos (Iglesia discípula y misionera, proceso de evangelización y vida de comunión,  y sus respectivos cursos de acción; de los cuales se proporcionaron un número alto de aspectos positivos, negativos y las sugerencias para mejorar los mismos.

La 2ª jornada se inició nuevamente con la Santa Misa, donde en esta ocasión, el Señor Arzobispo invitó a la Asamblea reunida a ver la Eucaristía como una invitación de Dios a los pecadores a sentarse a la mesa y comer con Él “La Eucaristía es la invitación que Dios hace a comer con pecadores. Un cristiano nunca debe despreciar a los pecadores, sino que debe asumir su realidad de pecador.”

La fe tiene carácter objetivo y subjetivo
En otro aspecto refirió que la fe tiene dos caracteres, uno subjetivo y otro objetivo “La fe tiene un carácter objetivo y subjetivo.” Y Agregó “Hoy en la sociedad se vive un subjetivismo que tiene que ser objetivo mediante la fe.” Refiriéndose a los fundamentos objetivos de la Iglesia aclaró “La Iglesia tiene la norma objetiva el Evangelio, pero también tiene el testimonio de quienes vieron a Cristo”, e hizo notar que en la Iglesia también existe el testimonio de los Apóstoles.

Destacó que cuando se acepta la objetividad de la vida, se puede entender la misericordia de Dios, y anotó “Nosotros sí compartimos el pecado, nos sentamos con otros para pecar, no para salvarlo.” Y añadió “Jesucristo vive la comunión con pecadores, en la Eucaristía quiere sanarnos” Refiriéndose al evangelio según san Mateo, proclamado ese día, aclaró “San Mateo descubre que Jesús no rechaza a nadie y que quiere una comunidad de hermanos.” Y exhortó a todos con estas palabras “Pidamos la intercesión de San Mateo para que se acreciente en nosotros el encuentro vivo y afectuoso con Cristo, pero también que descubramos los lazos de unidad que debe de haber en la Iglesia.” Con lo cual terminó la homilía el celebrante.

Luego de la Santa Misa, laicos, religiosas y sacerdotes presentes en la Asamblea Diocesana de Pastoral se dieron a la tarea de continuar analizando lo que se ha alcanzado con los cursos de acción actuales, la situación actual y deseada.

En una intervención, el Señor Arzobispo de Tuxtla, invitó a todos los presentes a asumir las responsabilidades para que los proyectos estratégicos se lleven a cabo satisfactoriamente, y exhortó a todos a realizar una conversión personal y comunitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario