jueves, 17 de enero de 2013

“No tener miedo a estar en la verdad y escuchar a Cristo”: Carlos Díaz


Conoce al Delegado de la Vicaría San Marcos de la DIPAJAT

“No tener miedo a estar en la verdad y escuchar a Cristo”: Carlos Díaz

José Gilberto Ballinas Lara

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS. Carlos Alberto Díaz Gutiérrez Delegado de la Vicaría San Marcos de DIPAJAT nos explica, en entrevista hecha el 07 de diciembre de 2012, que al conocer a Cristo su vida dio un giro de 360 grados.

Comenzó diciendo que su familia no era muy católica “Vengo de una familia muy unida. Somos dos hermanos donde soy el menor. Gracias a Dios tengo 27 años. Al principio mi familia no era muy católica. A los seis años comienzo mi caminar en la Iglesia católica con ayuda de mi madre. Después, ella invitaría a mi papá.”

Definió que durante su infancia sus padres lo guiaron a participar en la Iglesia “Durante la infancia fui muy arropado por mis papás cuando ellos estaban en la Iglesia, por ejemplo, cuando me llevaban a Catecismo, pero siempre respetaban mis pensamientos y actitudes.”
Nos habló de la etapa difícil que vivió, en la adolescencia, cuando se alejó de la Iglesia. “Luego pasó que, durante la adolescencia y juventud, me alejé un poco del camino de Dios alejándome de la Iglesia. Cuando esto pasó, mis papás respetaron mi decisión y no me dijeron nada. Caí un poco en las drogas y el Alcohol. Tuve la oportunidad de entrar en un retiro kerigmático y fue el “bum”. Cristo tomó mi corazón, y aquí sigo.”

“Tenía como 15 años cuando recibí la invitación de un amigo diciéndome ‘Mira, vamos a vivir un retiro.’ Pregunté ¿Y con qué se come eso? Él me empezó a hablar de Dios y acepté. Fue un viernes por la noche que ingresé al encuentro. Obviamente no quería entrar, pero mi corazón sentía algo y pensé que ya estaba en el lugar y algo bueno saldría de eso.” Decía Carlos.

Sobre el resultado de ese encuentro con Cristo “Fue un cambio de 360 grados. De estar una semana fuera de la Iglesia y decir ¡no quiero a Dios! a pasar esa otra semana así con muchas ganas, y siguiéndolo. No seme olvida el momento de un sábado, donde en la parroquia de San Roque bajamos a la cripta y ahí estaba expuesto el Santísimo Sacramento. En ese tiempo no sabía lo que era eso.”

Nos dijo que ante la invitación de pasar a frente a la Eucaristía accedió “En esa ocasión me pidieron que pasara ante Él, yo me pregunté ¿Por qué, si no me nace? Sin embargo accedí. Empecé a hacer oración y ahí fue donde prácticamente cambió todo para mí. Ese retiro kerigmático fue un parte aguas en mi vida, como un sumergirme en las aguas de la fe y lavarme de todo lo que tenía.”

Sobre su actual apostolado “Como delegado de la vicaría San Marcos de DIPAJAT, una de mis tareas es visitar las parroquias, hacer que ellas caminen conforme al Plan Diocesano y el proceso evangelizador. Una de las cosas que me motiva mucho es la sonrisa y el saludo de los jóvenes cada que voy a las parroquias.”

Nos habló un poco de aquello que lo motiva a seguir “También hay cosas que no salen conforme a lo planeado y eso me desanima un poco. Por ejemplo cuando hay una junta y no llegan. Pero es más lo que me anima. El amor de Cristo reflejado en los jóvenes cuando los voy a visitar a su comunidad, me motiva a seguir, ese arropamiento, no a mi persona, si no a Cristo porque es Él quien los visita.”

Dedicó un mensaje a todos los lectores “Cristo dice que todo el que está en la verdad escucha su Palabra. Esto nos debe motivar a perseverar en la verdad. Vivimos un momento de cabezas llenas y corazones vacios. Lo importante es no tener miedo a estar en la verdad para escuchar a Cristo y adentrarnos al mar para evangelizar.” Concluyó nuestro entrevistado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario