miércoles, 22 de mayo de 2013

Un acontecimiento sin precedentes resultó la visita de San Juan Bosco a Tuxtla


“hoy le hacemos honor a la Santidad de San Juan Bosco, pero también al valor que tiene su cuerpo…por esto lo recibimos con mucha alegría y lo veneramos como se merece” Declaró Mons. Rogelio Cabrera López.

Por: José Gilberto Ballinas Lara

MAESTRANTE (Filósofo, comunicador y psicólogo)

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; a 17 de Agosto de 2010. Gran expectación, muestras de fe y esperanza se manifestaron este día martes, cuando las reliquias de San Juan Bosco visitaron esta Arquidiócesis, teniendo como sede el Templo Rector de Catedral San Marcos de esta ciudad capital; donde las ‘reliquias insignes’ permanecieron todo ese día, para ser veneradas por la multitud de fieles que, a lo largo de la jornada, se dieron tiempo para participar de este acontecimiento Eclesial sin precedentes.
 Su llegada a Tuxtla

Era la mañana de ese día martes 17 de agosto, y se afinaban los últimos detalles para estar listos y recibir esta gran visita. Los fieles comenzaron a llegar al Templo Rector desde las siete de la mañana, con el fin de tener un lugar privilegiado y muy cercano a la urna que traía consigo las reliquias de ‘Don Bosco’.
Por fin, todo estaba dispuesto ya. Eran las 10 de la mañana y en el interior del Templo no cabía ni una persona más. El Atrio estaba totalmente abarrotado por los fieles, por guardias de seguridad, laicos, reporteros de los distintos medios informativos de nuestro Estado, y, de alguno que otro curioso.
Cabe mencionar que en esta ocasión las insignes reliquias llegaron a esta ciudad luego de un viaje por tierra, debido a causas que nosotros desconocemos. Fue alrededor de las 11 de la mañana cuando la comitiva que acompañaba la urna ingresó a la ciudad por lado poniente, a la altura del lugar que los tuxtlecos conocen como ‘La Pochota’ e hizo su trayecto por todo el boulevard Belisario Domínguez y la Avenida Central hasta el centro de la ciudad.
Grande fue el estallido del júbilo de los congregados en el Atrio de ‘Catedral’ – como muchos tuxtlecos conocen a este Templo- cuando les avisaron que el auto que transportaba las reliquias estaba a unas cuadras del lugar. El automóvil finalmente llegó y se estacionó sobre el lado norte del Atrio en plena Avenida Central e inmediatamente fue bajada la urna, mientras la multitud de personas ahí reunidas, entre gritos y porras manifestaban su regocijo por contemplar aquella urna tan impresionante y hasta inexplicable, pero que fue capaz de mover corazones.
Durante la Santa Misa Presidida por el Señor Arzobispo
La Reliquia fue introducida al Templo no sin algunas dificultades, debido a la Euforia que muchos manifestaban al querer acercarse y tocar la urna; cosa que les sería permitido momentos después.
Detrás de la urna partió la procesión con el Señor Arzobispo Mons. Rogelio Cabrera, El padre Luis Eduardo Beltrán (Rector del Templo de Catedral), el Diácono Eduardo Cantoran (salesiano), varios sacerdotes de esta arquidiócesis y otros más salesianos, todos con rumbo al Altar.
“Sin duda es una visita que nos colma de bendiciones de parte del Señor”
El Señor Arzobispo, durante la homilía, saludó a todos los presentes con estas palabras “quiero agradecer al Señor que en este día de gracia esté entre nosotros la reliquia de San Juan Bosco” y añadió “sin duda es una visita que nos colma de bendiciones de parte del Señor”.
La Iglesia ha subrayado la santidad del cuerpo humano
Dijo también, que la Iglesia ha subrayado la santidad del cuerpo humano, fuera en vida o en muerte, y que, el mismo, es “digno de respeto” y refiriendose a San Juan Bosco declaró “y cuando alguien como San Juan Bosco ha llevado una vida santa, su cuerpo goza de especial valor”. Aclaró que desde los primeros siglos del cristianismo la Eucaristía se celebrava sobre el ara de los restos de los santos mártires, y que esto significaba “que a Dios se le hace la ofrenda del propio cuerpo”, como él mismo expresó.
Declaró que en estas reliquias hay implícita una indicación de Dios
Retomando a San Juan Bosco comentó “hoy le hacemos honor a la Santidad de San Juan Bosco, pero también al valor que tiene su cuerpo”. Declaró que en estas reliquias hay implícita una indicación de Dios, que ya se sabe que todo cuerpo es ‘santo’, pero que de modo especial el cuerpo de San Juan Bosco que fue “adornado con muchas virtudes de santidad” y prosiguió diciendo “por esto lo recibimos con mucha alegría y lo veneramos como se merece”.
Hizo un llamado especial a los jóvenes a seguir buscando la alegría…Dios

Hizo un llamado especial a los jóvenes a seguir buscando la alegría, pero no la alegría superficial que provoca dolor y sin sabores, sino la alegría que procede de aquél que es la fuente de la misma, Dios. Dijo que para alcanzar la alegría de Dios es bueno apoyarse de los ejemplos de los santos, y recalcó que San Juan Bosco fue un hombre que siempre vivió con alegría y buscó que los demás vivieran de la misma manera.

Muchos derramaron lágrimas ante las reliquias de este Santo
La Eucaristía terminó y se dio paso así a la tan esperada veneración de las reliquias, acto que duró varias horas debido a la gran cantidad de personas que hicieron filas para llegar hasta la urna y tocar, con las manos y otros objetos, la misma; a la vez que muchos se ‘santiguaban’ y hasta derramaban lágrimas ante las reliquias de quien es considerado uno de los más grandes Santos.
Aun bajo la lluvia las personas permanecieron en sus lugares
Hay que decir, que la veneración de las insignes reliquias se realizó en distintos momentos y de distintas maneras. Primero, se consideró al público en general, luego a los religiosos y religiosas presentes en nuestra Arquidiócesis, después a los niños, luego la familia de salesianos y salesianas presentes ahí. Cabe mencionar que alrededor de las siete de la noche, el obispo auxiliar de Tuxtla, Mons. José Luis Mendoza Corzo, presidió la Misa que también estuvo muy concurrida y, aún en medio de la lluvia, las personas que estaban en el Atrio principal y no alcanzaron lugar dentro del Templo no dejaron ni un momento sus lugares y al término de la misma, nuevamente los fieles, que con mucha esperanza habían esperado largas horas para llegar hasta la urna, tuvieron la oportunidad de estar frente a ella.
San Juan Bosco ‘Protector de la Niñez y Juventud Mexicana’
Por la noche, integrantes de la Dimensión Juvenil de esta Arquidiócesis y jóvenes en general vivieron una vigilia de oración, en ella se expuso el Santísmo Sacramento además de la presencia, claro está, de las reliquias.  La velada concluyó y sobre vino la Ceremonia Eucarística que se celebró a las seis de la mañana del día miércoles 18 de agosto, también desde Catedral San Marcos, con lo que se concluyó así la visita de las reliquias de San Juan Bosco ‘Protector de la Niñez y Juventud Mexicana’, a la Arquidiócesis de Tuxtla; y la comitiva que ha acompañado a las insignes reliquias a lo largo de su peregrinación mundial, partió con destino la Ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas para hacer lo propio en esa diócesis hermana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario