jueves, 6 de diciembre de 2012

Conoce el testimonio de una mujer que ha experimentado la presencia de Cristo y María en su vida


 
“En cada momento de nuestra vida, sea alegre o triste, Jesús y María están siempre con nosotros, y hay que pedirles que nos aumenten la fe para nosotros perseverar en la fe católica”: Hna. Brenda Magdalena Pérez López

José Gilberto Ballinas Lara

TUXTLA GUTIERREZ. En el marco del inicio del Adviento y en plena fiesta de San Juan Diego, la Sra. Brenda Magdalena Pérez López, nos abre las puertas de su corazón para darnos a conocer un poco de su vida y experiencia de fe, en entrevista hecha el pasado 29 de noviembre de 2012.

“Mis papás son católicos. Ellos me criaron en esta fe, pero nunca nos insistieron en pertenecer a una comunidad o grupo de Iglesia.  Mi infancia fue muy bonita, ya que mis padres siempre estuvieron unidos. Tengo una hermana mayor que actualmente está perseverando en la Parroquia de Guadalupe.” Nos comentó la Señora Brenda, mientras estaba en casa al cuidado de sus dos hijos.

Con cierta tristeza en su rostro y la voz un poco quebrada nos comentó “Tuve un hermano que falleció por cirrosis hepática cuando tenía 12 años de edad. Este hecho fue terrible para nosotros, fue una pérdida muy dolorosa ya que no habíamos profundizado en nuestra fe y hubo momentos en que reclamamos ¿Por qué a nosotros? Sin embargo ahora sabemos que por algo pasan las cosas, algo quiso Dios de nosotros.”

Nos dijo que los Sacramentos de la Eucaristía y Confirmación los realizó cuando tenía 12 años de edad “Mi Comunión y Confirmación los realicé cuando tenía alrededor de 12 años. Mis padres nos inculcaron que debemos tener todos los Sacramentos. Ellos me motivaron para llevar mi formación a estos sacramentos.”

La “Hermana Brenda” como le llaman sus compañeros de comunidad nos explicó que durante su adolescencia perteneció al movimiento de Pandillas Cristianas en la Parroquia de Guadalupe, pero que luego de los 15 años se alejó un poco y se dedicó más en sus estudios escolares.

Sobre cómo se volvió un laico comprometido, nos dijo “Me metí un poco más al servicio en la Iglesia cuando cumplí los 18 años. Pasé a forma parte del Grupo Juvenil de la parroquia de San Roque y allí fue donde conocí a mi esposo. Él y mi suegra han sido siempre muy allegados a las cosas de Dios, y fue él quien me motivó a profundizar en mi fe.”

Haciendo referencia a su vida matrimonial, nos compartió “Gracias a Dios estamos felizmente casados. Tenemos dos niños y, como nos venimos a radicar al lado oriente de la ciudad, nos encontramos perseverando en la Parroquia de San Pedro Apóstol, sirviendo en la Capilla de San Juan Diego, que estará de fiesta del primero al nueve de diciembre. Todos los que gusten participar están cordialmente invitados. Tendremos eventos culturales y espirituales como las Misas que iniciarán a partir de las cinco de la tarde.”

Sobre su servicio actual en la Iglesia, la Señora Brenda nos explicó que pertenece a la Pastoral Litúrgica “Para mí es muy satisfactorio pertenecer a la Pastoral Litúrgica, ya que en ella estamos un poco más cerca de Cristo. Digo esto, ya que, por ejemplo en las misas, le servimos al Señor estando al pendiente de todo lo que nos lleva a la misa (cantos, objetos sagrados, estar al pendiente de que los hermanos que llegan puedan participar de ella) Es un servicio muy completo porque, a la vez que estamos con Dios, estamos también con los hermanos.”

Finalizó con un mensaje de esperanza y fe para todos los lectores de este periódico católico “Espero hermanitos que sirva de algo mi testimonio, porque a pesar de todo lo que hemos vivido como familia nunca decaí, yo tenía esa fe de que mamita María siempre me escucha. Les digo con verdadera convicción, que en cada momento de nuestra vida, sea alegre o triste, Jesús y María están siempre con nosotros, y hay que pedirles que nos aumenten la fe para nosotros perseverar en la fe católica”

No hay comentarios:

Publicar un comentario