jueves, 4 de agosto de 2011

¿Un año más de vida?

Por: José Gilberto Ballinas Lara
MAESTRANTE (Filósofo, comunicador y psicólogo)

Un día, una chiquilla de nombre Mónica, que estaba cumpliendo años y que pasaba de la adolescencia a la juventud, recostada cerca de un río, se dijo:

-"Heme aquí, cumpliendo un año más de vida. Un año más, uno menos, ¿qué importancia tiene? no pasa nada, al menos eso pareciera, ya que así ha sido durante los últimos años. Se llega el día, un abrazo de las personas que me conocen, muchas felicitaciones, algunos regalos, y así pasa hasta llegada la noche, y ¿Después qué? Al día siguiente, a seguir con lo mismo".

-"Así pues, ¿Qué puede importar cumplir otro año de vida?"

Sin darse cuenta se quedó dormida, y comenzó a soñar que se había convertido en una gran profesionista, en otro momento era una gran personalidad en el ámbito social, tenía riqueza suficiente, tenía a sus órdenes a varios subordinados, en fin. Sin embargo cuando estaba en la cumbre de su sueño, le despertó un ruido muy fuerte, se percató que en el río se encontraba una chica que comenzó a gritar, porque se ahogaba y fue tan rápido todo que Mónica echó a correr hacia el río para auxiliarle, pero desafortunadamente la otra chica murió. Ella llegó al mismo tiempo que llegaron otros chicos y únicamente pudieron sacar el cuerpo sin vida de la chica.

Este hecho la dejó conmocionada, al grado que no podía deshacerse del recuerdo tan duro de ver morir a una persona en esas circunstancias.

Pasó el tiempo y al año siguiente, el día que cumplía otro año más de vida, se le ocurrió ir de nuevo al mismo lugar del año anterior. De camino pasó por una casa donde vio a muchas personas y escuchó muchos llantos. La curiosidad le hizo acercarse y preguntó con alguien que estaba afuera:

-"Disculpe usted, ¿a qué se debe el llanto de esas personas?"

Le respondieron:

-"La chica que vivía en esa casa, cumple hoy un año de muerta, misma que murió ahogada en el río"

Mónica, entró al lugar y al ver el ambiente tan triste y desolador le partió el corazón. De pronto se acordó que ese día ella estaba cumpliendo un año de vida, volvió a pensar en su pregunta ¿Qué puede importar cumplir otro año de vida? y luego de pensar en lo sucedido. Dijo en su interior:

-"¡Gracias Señor por darme un año más de vida! Te pido que me ayudes a ser cada vez mejor persona, vivir cada vez de mejor manera y agradecida siempre con todo lo que me has dado. Dale la fortaleza  y esperanza a esta señora que sufre hoy al cumplirse un año de la muerte de su hija" y concluyó:

-"Ahora me doy cuenta que si importa, y mucho, cumplir un año más de vida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario