lunes, 5 de diciembre de 2011

Necesidad de una nueva visión en la educación especial


José Gilberto Ballinas Lara
(MAESTRANTE: Filósofo, comunicador y psicólogo)

Comienzo diciendo que considero la educación especial como una necesidad de primer orden en cuanto a educación se refiere.

Vivimos en una sociedad que está abriendo los caminos para sacar del abandono a todas las personas que tienen capacidades diferentes, adoptando, cada vez con más fuerza, una actitud de integración más que de rechazo hacia este grupo vulnerable.

Es importante continuar haciendo estos esfuerzos por integrar a la vida social a estas personas, ayudarles a desarrollar sus capacidades en todos los aspectos para ellos poder ponerlos al servicio de la sociedad.

Es tan importante lo que las escuelas de educación especial hacen al respecto y es digno de aplaudirlo, pero, aún falta mucho por hacer: por ejemplo, concientizar más a los formadores para que tengan un visión de persona  y no solo de sujeto una visión que involucre, sí, los aspectos psíquicos, del educando pero también el aspecto moral, ético y , porqué no, hasta espiritual del mismo, de ese modo, su labor será mucho más acertada y ser verá reflejada en un proceso del aprendizaje más claro y con mejores resultados. 

Por su parte, el Estado debe intensificar los trabajos en pro de una mejor formación de docentes especializados en la educación especial, cultivando en los docentes una visión personalista que, como he dicho antes, estudie y enfrente al ser humano como persona íntegra independientemente de las limitaciones físicas que este pudiera tener.

Por otro lado, no está demás insistir a los padres de familia, en especial a aquellos que no aceptan la idea de tener un hijo (a) con capacidades diferentes, a asumir su responsabilidad como primeros educadores, fomentando de igual manera la formación de sus hijos pero de una manera integral (psicológica, fisiológica, espiritual y racional). De este modo, pues, el esfuerzo conjunto en la educación de ellos, padres de familia y docentes, estará encaminado a obtener mejores resultados y por supuesto, nuestros jóvenes podrán ir superando las barreras que encuentran en su camino y que muchas veces no son causadas tanto por su discapacidad, si no por la marginación y olvido en el que se les tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario